martes, julio 16, 2024
Sociedad

Tragedia en Barracas: Justicia para las Mujeres Lesbianas

La semana pasada, en Barracas, se desató una tragedia que ha conmocionado a todos. Cuatro mujeres lesbianas perdieron la vida en un ataque brutal que ha dejado a la comunidad LGBT+ y a toda la sociedad consternadas.

Estas mujeres compartían una habitación en un hotel, un reflejo triste de las dificultades económicas que a menudo enfrenta la comunidad LGBT+. Pero más allá de eso, es una señal de que aún hay mucho por hacer en términos de aceptación y respeto hacia la diversidad.

Pamela Cobas y Roxana Figueroa, ambas de 52 años, fueron las primeras víctimas fatales. Roxana tenía el 90% de su cuerpo quemado, un horror que nadie debería experimentar. El domingo pasado, se sumó a la lista de fallecidas Andrea Amarante, de 42 años, quien luchaba por sobrevivir con el 75% de su cuerpo quemado. Un dato impactante es que Amarante fue sobreviviente del incendio en el boliche República Cromañón en 2004, lo que hace aún más trágica su historia.

El ataque se produjo en la habitación de un hotel familiar en la calle Olavarría al 1600. Las cuatro mujeres convivían en este espacio. Justo Barrientos, el presunto autor del incendio, aún no ha sido indagado, y la comunidad espera que se haga justicia por este acto de violencia intolerable.

Sofía Castro Riglos, la única sobreviviente, continúa su recuperación en el Hospital del Quemado. El juez Edmundo Rabbione está a cargo de determinar las circunstancias del crimen y si hubo motivaciones de odio hacia la orientación sexual de las víctimas.

Es importante destacar que este trágico evento no es solo una noticia más. Es un recordatorio doloroso de los peligros que enfrenta la comunidad LGBT+ en su lucha por la aceptación y el respeto. Es un llamado a la acción para erradicar la violencia y construir un mundo donde todos puedan vivir libres y seguros, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

Voces de Lucha y Dolor: Testimonio de Camila Medina sobre el Ataque en Barracas

En medio de la tragedia que sacudió a Barracas la semana pasada, Camila Medina, una vecina del Honorable Concejo de Quilmes y activista de la comunidad LGBT+, brinda su testimonio sobre los terribles acontecimientos que dejaron tres mujeres muertas y una luchando por su vida.

“La cuestión fue así”, comienza Camila, refiriéndose al ataque que ha conmocionado a todos. “Cuando la realidad es que el señor que decidió matarlas, que las conoció y sabía que eran lesbianas y por eso las atacó, ya las tenía marcadas, hizo un homólogo, se las empujó donde vivían porque sabía donde vivían y las mató, las prendió fuego”, relata con un tono de indignación y tristeza. De los màs conmocionante fue que Justo Fernando Barrientos el hombre que las prendiò fuego mientras ellas intentaban escapar el haciendo uso de su fuerza masculina, las pateaba y las volvia a meter adentro del fuego

“Una murió este domingo, la otra murió antes de las 24 horas y la otra al día siguiente de esa”, continúa Camila, describiendo la rapidez y brutalidad de los hechos. “El tipo después esto intentó degollarse, no sé dónde está internado, no sé qué pasó con el tipo, yo creo que está vivo, pero aparentemente hay como una cuestión medio turbia que no se sabe bien”, agrega, señalando la incertidumbre que rodea al agresor.

“Es una locura a mí y a todos mis compañeros que militamos”, expresa Camila, haciendo referencia a la agrupación partidaria que lidera. “Hoy decidimos acompañar a una concejala que se llama Belén Marón, que decidió hablar en el honorable Consejo DeLiberante de Quilmes sobre este acto y repudiarlo, por supuesto”, añade, destacando la necesidad de repudiar estos actos de violencia.

Luego de participar en el debate en el Consejo Deliberante de Quilmes, Camila y sus compañeros decidieron rendir homenaje a las víctimas. “Fuimos al Caps Pepagaitán, que otra vez, Pepa gaitán era una mujer lesbiana, pobre, que hace un par de años fue asesinada por el padre de su novia”, explica, conectando la lucha presente con los eventos pasados ​​de violencia.

“Nos fuimos a la vuelta de donde está el honorable consejode Quilmes, que es dentro de la municipalidad, “, continúa. “Decidimos ir y prender velas, cada quien, o sea, todo lo que es autoconvocado, hablaba, si quería decir algo, había ratos de silencio, la consejal habló, otras consejalas también hablaron y se debatieron cosas”, relata sobre la emotiva reunión en memoria de las víctimas.

La voz de Camila Medina representa no solo la indignación y el dolor ante esta tragedia, sino también la firmeza y la voluntad de luchar por la justicia y la igualdad para todas las personas, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

PRODUCCIÓN DE LA NOTA: KEVIN ARMIJO

REDACCIÒN: GONZALO GUARDIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *