lunes, julio 15, 2024
SaludSin categoría

La “Finerenona” llega a Argentina para combatir las complicaciones letales de la diabetes

a diabetes mellitus es una afección que afecta a más de 5.5 millones de personas en Argentina, lo que representa un 12.7% de la población, según datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Se trata de una enfermedad metabólica crónica que se manifiesta principalmente en dos formas: la “tipo 1” (DM1), que afecta al 5% al 10% de los pacientes diagnosticados, y la “tipo 2” (DM2), más común y relacionada con factores como la obesidad y una dieta deficiente. En ambos tipos, se presenta un aumento de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre.

En el caso de la diabetes tipo 1, el aumento de azúcar se debe a una disminución significativa en la producción de insulina. Por otro lado, en la diabetes tipo 2, el problema radica en la resistencia del cuerpo a la acción de la insulina, conocida como insulinorresistencia. La insulina juega un papel fundamental en la regulación del azúcar en sangre, ya que su función principal es transportar la glucosa a las células del cuerpo.

En los casos de diabetes tipo 2, donde la insulinorresistencia es un problema, las células no responden adecuadamente a la insulina y no pueden absorber la glucosa, lo que resulta en un aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

A menudo, los pacientes con diabetes tipo 2 se centran en evitar las complicaciones más visibles de la enfermedad, como el hormigueo en las extremidades, problemas de visión y amputaciones. Sin embargo, tienden a pasar por alto complicaciones más complejas como la enfermedad renal crónica (ERC) y problemas cardiovasculares, lo que puede llevar a un diagnóstico tardío y resultados fatales.

Para abordar estas complicaciones, el laboratorio alemán Bayer ha introducido en Argentina un medicamento llamado “Finerenona”. Esta molécula se dirige a las complicaciones renales y cardiovasculares de la DM2 y tiene el potencial de retrasar su progresión y reducir la mortalidad.

La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema silencioso en sus primeras etapas, ya que suele carecer de síntomas evidentes. Sin embargo, afecta al 30% al 50% de los pacientes con diabetes tipo 2, y hasta un 80% de ellos no reciben un diagnóstico temprano debido a la falta de síntomas perceptibles.

Un sondeo realizado por Bayer en abril entre 1,500 pacientes con diabetes en Argentina, Brasil, Colombia y México reveló que, si bien la mayoría de los encuestados conocía las complicaciones graves, como las cardiovasculares y renales, no les daban la misma atención y seguimiento que a las complicaciones más visibles. La preocupación predominante (77%) era la salud ocular, seguida del hormigueo (64%). Sin embargo, las comorbilidades más comunes, como los problemas renales (63%) y cardiovasculares (55%), recibieron menos atención en la mayoría de los pacientes entrevistados.

En resumen, la llegada de la “Finerenona” a Argentina ofrece una nueva esperanza para los pacientes con diabetes tipo 2 al ayudar a combatir las complicaciones más mortales de esta enfermedad, centrándose en problemas renales y cardiovasculares que a menudo se pasan por alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *