lunes, julio 15, 2024
Política

Guillermo Moreno en la Pole Position para Conducir el PJ Nacional: Una Apuesta Arriesgada de la Mano de Gastón Granados y Sergio Berni

En un inesperado giro político, Gastón Granados, el intendente de Ezeiza, ha lanzado una propuesta que sacudió las aguas del peronismo bonaerense. Nada menos que sugerir a Guillermo Moreno, el ex secretario de Comercio de la era Kirchner, como el timonel que debería liderar el Partido Justicialista nacional en tiempos de reconstrucción.

En una manifestación de apoyo que sorprendió a propios y extraños, Granados expresó en sus redes sociales: “Terrible cuadro del movimiento nacional peronista el compañero Guillermo Moreno. Como militante de la causa nacional y popular, me encantaría que conduzca los destinos del PJ nacional”. Una declaración contundente que no solo revela una apuesta política arriesgada, sino también una búsqueda de renovación en las filas del peronismo.

No está solo en esta cruzada, ya que el influyente senador bonaerense y ex ministro de Seguridad, Sergio Berni, también se sumó al coro a favor de Moreno. En una cena estratégica en un reconocido restaurante porteño, Berni y Moreno compartieron sus visiones sobre el futuro del peronismo, sumando a la diputada nacional Agustina Propato y a Marta Cascales, esposa de Moreno y con fuerte conexión con el Papa Francisco.

La propuesta va más allá de simples palabras, ya que se rumorea que se está gestando un armado político para posicionar a Guillermo Moreno como el candidato presidencial del peronismo en las elecciones del 2027. En este posible escenario, Sergio Berni se perfilaría como el candidato a gobernador en la lista que respalda a Moreno.

La apuesta de Berni por Moreno no es nueva; ya en el pasado había elogiado al ex secretario de Comercio como el único candidato a presidente peronista y doctrinario, desafiando a figuras como Sergio Massa y Juan Grabois.

La propuesta de Granados y Berni es audaz, especialmente considerando que ambos han sido figuras cercanas al gobernador Axel Kicillof, a quien Moreno ha criticado en varias ocasiones. Sin embargo, en la dinámica del juego político argentino, todo indica que podría abrirse un nuevo capítulo y establecer una reconciliación estratégica.

La incógnita persiste: ¿Guillermo Moreno, el hombre que desafió a los vientos políticos en el pasado, se convertirá en el conductor del PJ nacional? La respuesta podría definirse en los próximos meses, pero de lo que no hay duda es que la propuesta de Granados y Berni ha puesto al peronismo en boca de todos y ha despertado un debate político que promete ser tan intrigante como apasionante.

Otro referente de peso se suma al coro de elogios hacia Guillermo Moreno como el faro que guiará la reconstrucción del partido. Hernán Alper, destacado en las filas del peronismo de La Plata, ha expresado su apoyo a Moreno con palabras elogiosas y una convicción clara en la necesidad de seguir los principios doctrinarios del peronismo.

La mención de respeto a la doctrina no es pasada por alto, ya que en tiempos de reconfiguración política, encontrar figuras que mantengan la fidelidad a los ideales originales del peronismo se vuelve crucial. Hernán Alper destaca a Moreno como uno de los últimos peronistas que se aferran a esos principios, lo cual añade un matiz de autenticidad y continuidad en medio de los cambios y desafíos que enfrenta el movimiento.

La cena estratégica entre Sergio Berni, Guillermo Moreno, y otros referentes políticos, ahora ampliada con el respaldo de Hernán Alper, se erige como un punto de encuentro para esbozar el futuro del peronismo. ¿Será Moreno el catalizador que necesita el peronismo para revitalizarse y adaptarse a los desafíos del presente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *