viernes, julio 19, 2024
EntrevistasEspectáculos

EL NUEVO AMO DEL TERROR

En una tarde fría y de lluvia , digna de las historias más enigmáticas de Buenos Aires, me encontré con Martín de la Cruz, el renombrado Director de Cine de Terror Argentino, en una cafetería mística del corazón de la ciudad. Llegué antes, como buen periodista curioso, y me instalé en una mesa esquinera y las gotas salpicaban fuertemente en el ventanal y yo dejaba que el aroma del café espeso se mezclara con la incertidumbre que flotaba en el aire.

Tomando mi café ya casi frío, las sombras de la tarde se alargaban en la vieja casona que albergaba el lugar. En ese ambiente de época, con cortinas desgastadas y lámparas tenues, me imaginé estar inmerso en una de las películas de Martín. El sonido del reloj de péndulo marcaba los minutos que se estiraban como si el mismo tiempo se hubiera detenido.

Y entonces, como emergiendo de la bruma, apareció Martín de la Cruz. Su llegada fue como el inicio de una escena escalofriante de sus propias creaciones. Con una capa de misterio que lo envolvía, se acercó con pasos silenciosos, su mirada profunda y una sonrisa enigmática que sugería que había más de lo que se veía una simple vista. El aire se cargó de la misma tensión que se experimenta al ver una de sus películas, y su presencia transformó la tranquila cafetería en un escenario de suspenso porteño.

Así, entre sorbos de café y palabras cuidadosamente elegidas, comenzamos la entrevista.

¿Qué te inspiró a adentrarte en el género del cine de terror?

Martín de la Cruz- Lo que me inspira a mí a escribir y dirigir y producir cine de terror es todo lo que tenga que ver con el mundo esotérico, todo lo que tenga que ver con el mundo espiritual, ¿no? Principalmente las calaveras son lo que más me inspiran. Yo soy una persona que he tenido la fortuna de poder viajar mucho a México, es uno de mis países favoritos, y bueno, en México, como ustedes saben, celebran el Día de los Muertos. Ven la muerte desde otra perspectiva, totalmente diferente a como nosotros los argentinos vemos el significado de muerte, y eso me llama mucho la atención, ¿no? La manera en que ellos hacen estas celebraciones, esta especie de rituales, En el cual ocupan flores, calaveras, esqueletos, todo eso me inspira muchísimo al momento de escribir mis guiones. De hecho, en todas mis producciones, principalmente las dos últimas, en LUCIFERUM y en BRULEFER ocupo mucho lo que son los cráneos, lo que son las velas, ocupo mucho ese recurso del mundo espiritual. También como autor, al momento de escribir los guiones, uno tiene que impregnarse mucho de esa información, Entonces soy una persona que investigo y leo mucho. Para que después yo pueda transmitir a la pantalla lo que yo pude aprender, De ese tema. En mis producciones, en mis dos últimas producciones, se habla mucho sobre hechizos, rituales, magia negra. Entonces, bueno, leyendo por internet y en algunos libros, me ha abierto mucho la mente el momento de poder transmitir eso al espectador. Por supuesto que si uno quiere hacer que su contenido, que su material, su película se vea verosímil, uno tiene que estudiar previamente sobre lo que va a hablar. Yo tuve que estudiar, por ejemplo, en qué consiste un tablero de Ouija, cómo se maneja, qué es lo que es un pentagrama invertido. Entonces, todas esas cosas, como realizador, me inspiran, al mismo tiempo también me enseñan mucho de un arte que no es el que yo estudié, yo estudié el cinematográfico. Pero lo que yo aprendo de eso, que también me inspira, lo llevo a la pantalla

¿Cuáles son tus influencias y referentes en el cine de terror argentino? (Se que hay muy poco) Casi nada, pero El Pulpo Negro o el Dràcula de Carlin Calvo cuentan!!!!

Martin de la Cruz- Sí, por supuesto, por supuesto que sirven y cuentan, pero hay muchos directores argentinos que se están haciendo muy populares de manera internacional y estos directores son, por ejemplo, Demian Rugna, es uno de mis directores favoritos del cine de terror argentino. Él fue el que creó la película Aterrados, una película súper popular en los festivales de cine del país y también en el extranjero. Es una película que le ha ido muy bien también en plataformas digitales. Y bueno, también este director hace poquito creó una película que se llama Cuando acecha la maldad, que fue la película ganadora en el festival de Sitges. Es un festival de cine de terror y cine fantástico. Es uno de los principales festivales internacionales de cine de terror y bueno, él ganó este festival y eso también es muy valorable, que el cine de terror argentino pueda llevarse a un festival súper, súper importante como ese. Por eso es que él es uno de mis directores favoritos. Y después también Andrés Muschietti o también conocido como Andy Muschietti, que es quien dirigió las películas de IT, las más recientes, las del payaso asesino, y también dirigió una película que se llama Mamá. Estos son mis dos directores de terror favoritos de acá de Argentina.

¿Qué directores o películas internacionales te han inspirado en tu carrera?

Martín de la Cruz- Bien, hay muchísimos directores de cine que me han inspirado un montonazo, pero yo creo que uno de los principales fue el director Wes Craven, es el director conocido por realizar las películas de Scream, de Freddy. La primera película de terror que yo vi fue la de Scream, la primera, la principal, y cuando la vi me quedé realmente anonadado por la historia, por cómo manejó el suspenso con esto de las llamadas telefónicas, con el terror psicológico que generaba también en el espectador. Él fue una persona que fue muy influyente en lo que yo quería hacer como cineasta. Después también, por supuesto, es un director súper importante en el cine de suspenso y de terror, como es Alfred Hitchcock, el rey del suspenso. Bueno, también sus películas Psicosis, Vértigo, Los pájaros, también fueron películas sumamente inspiradoras y que me han servido muchísimo al momento de poder crear también en mi propio arte, con mi propia mirada. Yo creo que estos directores son varios de los que tengo en mi lista. Después también, recordando, hay otro director que es un director un poco más joven y que actualmente está presente, que es Eli Roth. Él es el director de las películas de Hostel, es uno de los directores de estas películas, que son películas en el cual muestran mucho el gore. Yo en mis producciones muestro bastante el gore, que es mostrar de una manera explícita algún acontecimiento de violencia, y estas películas, yo creo que las de Eli Roth se caracterizan mucho por esto, por el gore. También él fue el creador de la película La cabaña sangrienta, es una película súper interesante que también me inspiró mucho. Este director también vale la pena mencionar porque él fue uno de los precursores de mostrar de una manera tan particular lo que es el sufrimiento de los personajes. Por ejemplo, esta película que te comentaba, la de Hostel, que mostraban de manera explícita cómo asesinaban, cómo torturaban a unos turistas. Es una película muy recomendable para todas las personas que son amantes del cine de terror y cine gore. Después también quiero mencionar a un director que es Tom Six. Es un director que fue el que creó las películas del cien pies humano, películas que fueron hasta censuradas en algunos países por su gran contenido en gore, y actualmente este director de cine no puede estrenar su película más reciente que se llama The Onania Club, en la cual también hay mucho gore y se mete con problemáticas sociales, en las cuales muchas distribuidoras de cine no se las han aceptado. Entonces esta película la ha grabado ya hace muchos años y todavía no la puede estrenar en ningún lado por la censura. Uno cree que estamos en 2023 y que no hay censura, pero esto también es una manera de censurar el cine de terror, el cine gore. Yo creo que está bueno que uno como artista sea siempre valorado en lo que escribe y lo que produce, principalmente con un cine independiente. Este director, Tom Six, es un director que hace cine de terror independiente y en esta última película que hizo ya hace varios años, aproximadamente hace cinco años, y todavía no la proyectan, surgió por estos temas de las distribuidoras que no se lo han aceptado. Y es muy importante que a uno como cineasta no le pongan trabas al momento de distribuir su película, Eso es algo muy importante, pero bueno, ya es otro tema. No quiero irme para otra área que no corresponde a esta pregunta. Pero bueno, ellos son mis directores favoritos.

Como guionista y director de terror, ¿cómo trabajas en la construcción de una atmósfera aterradora?

Martín de la Cruz- Bien, en realidad lo que construye, en mi opinión, una atmósfera aterradora es el resultado de varias cosas. Es el resultado de una combinación de herramientas técnicas audiovisuales que están ponderadas en el decorado, el vestuario, los objetos. Todo esto asume realmente un gran protagonismo dentro de la historia y es lo que genera una atmósfera de terror. Por supuesto que, cuando estoy hablando del decorado, el vestuario, los objetos, están relacionados al género de terror. Y cómo es que yo relaciono esto al género de terror y con lo que yo escribo. Por ejemplo, voy a poner el ejemplo de mi cortometraje BRULEFER . Bueno, yo acá, ¿cómo fue que creé una buena atmósfera? Bien, en una escena de un ritual, que es la escena de apertura, está la bruja con sus asistentes. Entonces los asistentes están todos vestidos de negro, con un decorado en el que hay velas, hay máscaras colgando, hay cabezas de animales por alrededor del espacio. Y, bueno, también el maquillaje de los actores ayuda un montón a generar una atmósfera de terror, una atmósfera siniestra. Por supuesto que también es muy importante la iluminación, que en el cine se le dice la fotografía. Es súper importante para poder lograr una buena atmósfera de terror. Por supuesto que después, en postproducción, se puede generar muchísimo, pero muchísimo más, una buena atmósfera terrorífica. Y cuando me refiero en postproducción, me refiero al momento de crear la composición musical, La música de suspenso, de hacer corrección de color, oscurecer algunos planos. Todo esto ayuda un montón al momento de construir una buena atmósfera, Para que cuando el espectador esté viendo el resultado final, donde ya está la música, la corrección de color, una buena composición visual que abarca todo esto que había mencionado anteriormente, va a dar como resultado una buena construcción, una buena atmósfera de terror.

¿Cuál es tu enfoque para crear personajes aterradores en tus películas?

Martín de la Cruz- Mi enfoque principal es el enfoque psicológico del personaje. Cuando yo estoy escribiendo el guión y comienzo a describir, a hacer una descripción física y psicológica del personaje, comienzo a involucrarme con la vida pasada del personaje, la vida presente del personaje, y comienzo a trabajar, por supuesto que como hago terror, hago que los personajes sean perversos, que sean oscuros, que sean personas de una personalidad bastante fuerte, y esto lo trabajo mucho en los ensayos con los actores. Yo, por ejemplo, cuando escribo el guión pongo una serie de características de cómo es el personaje, de cómo es su personalidad, personalidad como había dicho anteriormente, siniestra, psicópata, oscura, etc. Pero después lo voy trabajando en los ensayos con los actores y voy sacando el lado más oscuro de ese personaje. Les empiezo a hacer muchas preguntas, preguntas que están relacionadas con el proyecto, y ahí se empieza a crear algo tan mágico, algo que ni siquiera puede llegar a estar puesto en el guión, porque se va empezando a descubrir justamente en los ensayos. Y es esto, es ir trabajando el lado psicológico del personaje. Entonces es algo muy interesante lo que se puede llegar a crear desde el lado psicológico del personaje. Y yo creo que de esa forma puedo lograr sacar el lado más aterrador de cada personaje de la película. Yo trabajo mucho desde el lado psicológico. Ocupo mucho también los métodos de sensorialidad en la actuación. Soy una persona que me gusta trabajar, ya sea por supuesto también con las acciones físicas, pero también el 80% con la sensorialidad del actor. Yo creo que de esta manera puedo lograr un lado aterrador en cada uno de ellos, ocupando mucho la psicología.

¿Qué pensas sobre el auge del terror en América Latina en la actualidad?

Martín de la Cruz- Yo creo que el cine de terror latinoamericano está creciendo a pasos agigantados, principalmente el cine de terror argentino, que está muy bien aceptado en festivales de cine internacionales. Los festivales de cine son los que apoyan mucho a los cineastas a poder mostrar el trabajo y a poder hacer una buena difusión. Yo creo que el cine latinoamericano cada día va creciendo más, y esto también es porque cada día aparecen productoras independientes nuevas que se animan a invertir en cine de terror y también en nuevos cineastas que invierten en cine de terror local. Es muy importante también mencionar de que el cine de terror no es un cine que todo el mundo desea invertir, principalmente productoras que no hacen cine de terror siempre generan el mismo contenido y no se arriesgan a generar contenido para otro tipo de audiencia como es el cine de terror. Pero sí hay países que apuestan al cine de terror, por ejemplo Estados Unidos, Canadá, y estos países son los principales en invertir en cine de este genero acá en Argentina y llevarlos al extranjero. Y gracias a eso yo creo también que el cine está creciendo cada vez mucho más. ¿Por qué? Porque Estados Unidos y Canadá son los que invierten mucho en cine que se produce acá en Argentina y también por nuevos talentos, cineastas que arman su propio equipo de trabajo y sus propias productoras independientes como la mía que es de la Cruz Productions, que está constituida por grandes talentos de la provincia de Mendoza que es donde yo nací, de donde yo soy, y personas que han estado en mi vida durante toda mi carrera, durante mi proceso de formarme como director de cine cuando estudiaba la carrera y bueno con ellos formé mi productora de la Cruz Productions, que genera contenido especialmente para el extranjero, para festivales de cine internacionales y es también lo que a uno como cineasta lo motiva a seguir produciendo cine a pesar de no obtener financiamientos de el INCAA o de alguna otra institución o lugar en que quiere invertir. Por eso es muy importante siempre que los festivales de cine apoyen el cine de terror y lo hacen, entonces eso nos ayuda un montón a nosotros los cineastas a seguir produciendo porque nos motiva mucho más.

¿Cuál es tu opinión sobre el terror en el cine europeo y cómo se compara con el cine de terror argentino?

Martín de la Cruz- La verdad es que hay buen cine de terror en todos lados, Estados Unidos, México e incluso Asia, tiene grandes películas que han marcado el mundo con sus historias, ya sean historias de fantasmas, asesinos, de brujas, vampiros, pero si nos ponemos a pensar, la tradición del cine de horror se remonta a los años 20. Y bueno, por supuesto que fue Europa quien nos dejó joyas como por ejemplo Nosferatu, el gabinete del doctor Caligari y The Golem también, incluso. Que bueno, que más tarde se convertirían en una gran inspiración para directores argentinos, que luego que luego comenzaron a crear películas oscuras y con tonos también macabros. Bueno, películas como por ejemplo Luciferina, de Gonzalo Calzada. Bueno, también Aterrados, como les había mencionado, de Rugna. Y bueno, también por qué no mencionar mis cortomecrajes, que también tienen tonos macabros y también tienen temáticas oscuras, que son dignas de ver. Y bueno, también mucho del cine europeo me ha inspirado a escribir y también a poder inspirarme y tomar también algunas referencias, inclusive de algunas películas, principalmente de las películas clásicas del cine de terror europeo. Pero si tengo que hacer alguna comparación, yo creo que lo compararía justamente en lo que se refiere a la oscuridad que representaban esas películas, principalmente las clásicas del terror europeo. Y creo que lo compararía en eso, que el cine argentino tomó mucho del cine europeo como ejemplo y como inspiración.

¿Podes hablarnos sobre tu proceso creativo al desarrollar una trama de terror?

Martín de la Cruz- Comienza desde el momento en que yo comienzo a escribir los primeros conceptos. Aquellas pequeñas ideas que no tengan nada que ver entre una y la otra, pero que me sirven, entonces las comienzo a apuntar. Y voy comenzando a unir algunas y a descartar otras. Y ya una vez que tengo la idea principal, es ahí cuando yo comienzo a escribir mi historia de terror. Una vez que tengo finalizado el guión, comienzo con la preproducción a buscar las locaciones adecuadas para poder llevar a cabo las escenas. Comienzo con el proceso de casting, me fijo quiénes son los actores o actrices que cumplen con el físico rol, que es lo que yo necesito. Y parte del equipo comienza a bocetar la utileria esotérica, porque todo lo que aparece en mis producciones está todo creado especialmente para mis proyectos. Son todos materiales creados exclusivamente para mis producciones. No hay nada que se pueda conseguir en una tienda o algo así. Cuando me refiero a bocetar la utilidad esotérica, me refiero a, por ejemplo, esculturas de demonios o biblias negras, por así decirlo. Todos esos elementos son diseñados exclusivamente para el rodaje. Yo les comento a las encargadas de la creación de toda esta utilidad, qué es lo que yo necesito para cada escena, de qué manera, más o menos cómo lo imagino. Entonces ya lo bocetan y después otro grupo de personas lo fabrica. Yo creo que eso es muy importante también de comentar, porque al hacer diseños exclusivos, ya sea de utilería, de vestuario y de hecho hasta de escenografía, suma un montón a la producción. Y es esto también lo que hace que después los festivales de cine seleccionen el proyecto e incluso también que lo premien. Porque bueno, cabe mencionar que BRULEFER ya va obteniendo más de diez nominaciones en festivales internacionales y ha ganado en tres festivales de cine de Estados Unidos, de diferentes estados como Nueva York, Las Vegas y Indiana. Yo creo que eso también es lo que destaca mucho. Destaca mucho cómo fue el proceso creativo, que es después lo que finalmente se termina viendo en pantalla. Por eso es muy importante hacer una muy buena preproducción y no apurarse con el rodaje. Es mejor planificar bien las cosas, pensar bien cómo va a ser ese proceso, a qué apurarse y que después no se pueda lucir de la manera que cualquier director quiere poder lucir su material. Entonces es importante que uno se tome el trabajo de hacer un buen proceso creativo a su manera, pero también a su debido tiempo.

¿Qué desafíos enfrentaste o que muros tuviste que cruzar siendo el director de cine de terror más jóven de Latinoamérica?

Martín de la Cruz- Yo creo que es el de haber grabado en la bodega abandonada, que literal fue en una bodega abandonada, que fue para la apertura de BRULEFER . Tuvimos que hacer una buena inspección del lugar, Tuvimos que asegurarnos de que todo esté en condiciones para poder llevar a cabo la filmación ahí. Tuvimos que tapar agujeros que habían en el piso, en una planta alta, Por la seguridad de todos los del equipo. Tuvimos también que hacer una bajada de luz, pedir los permisos necesarios. Fue grabar con mucho frío, Hacía una temperatura muy baja dentro de esa bodega, pero lo pudimos llevar a cabo, Fue realmente un gran desafío, ya sea por el frío que hizo, porque fue en pleno invierno. De igual forma teníamos, por supuesto, sectores en el cual había como una especie de tachos gigantes con leña, en el cual generaban un poco de calor y los actores se podían calentar las manos, pero más allá de eso, el frío igual estaba, También conectamos algunas estufas, pero el lugar era tan grande que no alcanzaba, Pero a pesar de eso, fue un desafío muy lindo. Y yo creo también que otro desafío fue, en pleno rodaje, tomar la decisión de hacer algunos cambios con parte del equipo técnico, porque como director me gusta ser, además de muy responsable, me gusta que durante el rodaje haya un buen clima de trabajo y cuando yo veo que las cosas se van de control y el rodaje no se está disfrutando, comienzo a hacer cambios. Y a veces tomar decisiones a último momento, en pleno rodaje, cambiar algunas personas del equipo técnico durante el transcurso de un rodaje es una decisión difícil, pero siempre es una buena decisión cuando una persona, o varias, en mi caso en particular fue una, pero siempre que una persona en un rodaje no esté cumpliendo su rol o esté generando un mal clima, siempre va a ser una buena decisión cambiarlo. Va a ser un desafío, por supuesto, pero al mismo tiempo también va a ayudar mucho a que el rodaje pueda continuar de la manera correcta. Bueno, un desafío mío fue durante un rodaje cambiar a uno de los técnicos y poder conseguir a otro que lo reemplace en cuestión de horas. Lo pude hacer, fue un desafío, por suerte salió todo muy bien, pero fue una buena decisión.

La entrevista llegó a su fin, pero el ambiente de misterio persistió incluso después de que Martín de la Cruz se despidiera segundos más tarde, su jefe de prensa y asesor artístico, el reconocido coreógrafo Raúl Martorel, hizo una entrada teatral. Juntos, Abandonaron el lugar en medio de la lluvia que arremetía contra las calles casi inundadas del barrio de Chacarita. Quedé solo, absorbido por la atmósfera intrigante de la cafetería. Pensando en la cantidad de cosas que hizo Martín con su productora De la Cruz Productions en tan poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *