martes, julio 16, 2024
Política

“Desafíos y obstáculos: La lucha del Partido de la Emancipación contra la trama política y las trabas electorales”

En una semana en donde todos los focos están puestos sobre el tratamiento
del proyecto de Ley “Ómnibus”, como en los sucesos de los alrededores de la
Plaza Congreso, un veterano de la política y ex Legislador del Partido
Justicialista accede a una entrevista de este medio, en donde nos informa
sobre el Partido de la Emancipación cuya Junta Promotora preside, y como
piensa intervenir en esta etapa política institucional que atraviesa la
República.

¿Cuáles son los objetivos del Partido de la Emancipación?

El Partido de la Emancipación es consecuencia del agotamiento como fuerza
política que ha atravesado desde hace dos décadas el Partido Justicialista, el
cual ha sido controlado por los kirchneristas, y desde entonces no se ha
regularizado su vida interna, expulsando de los padrones a quienes
genuinamente hemos impulsado su vida ante la ciudadanía porteña, la cual
me ha honrado con la designación como Legislador entre los años 1987 y 1997.

Ante esta situación irreversible de falta de vida interna, en donde los
padrones no se actualizan y no se permite ingreso de personas ajenas al
kirchnerismo como afiliados, y un sinnúmero de situaciones que termina
incluso por violar lo dispuesto por el artículo 38 de la Constitución Nacional,
prescindiendo de participar del mismo la masa de afiliados peronistas,
careciendo por ende de todo tipo de legitimidad. Por eso, un grupo de
peronistas entendíamos que la “herramienta electoral” que era el Partido
Justicialista, como enseña la Doctrina Peronista, había caducado y por ello
correspondía la creación de un nuevo partido, que expresara los valores
trascendentes del Movimiento Nacional Peronista e incluyera a todo argentino
de bien, no sólo a peronistas.

La Doctrina Peronista que integra una verdadera filosofía política, responde a
valores superiores como el patriotismo, y la armonía social, que son
compartidos por todos los argentinos de bien y no sólo con personas de origen
peronista o de simpatías peronista. Esta posición, de defensa de la
nacionalidad y de la Patria no sólo en su geografía, sino también en los
argentinos que en ella viven, entendemos que es la necesidad imperiosa de
ésta época, porque está ausente de todas las fuerzas políticas actuales,
existiendo sólo en algunos casos personas que de manera individual pueden
ser honestas, pero que al integrar fuerzas políticas que no responden a los
intereses de la Nación, termina por verse agotados los esfuerzos que puedan
hacer, sirviendo más bien para generar mayor frustración y alejamiento de las
personas de bien de la vida política nacional.

Hasta ahora la experiencia con la Justicia Electoral, nos da el indicio de que
se favorece a determinados grupos que proclaman finalidades ajenas a un
compromiso íntegro con los destinos de la Patria. En ese sentido pareciera que
los meros formalismos y excesivos controles son direccionados a impedir la
competencia electoral por parte del Partido de la Emancipación. Si no somos
un peligro electoral ¿por qué las trabas? creo que nuestro partido sufre una
especie de “legajo en el aire” como ocurre en algunas áreas del estado para
frustrar derechos de gente de bien como es nuestro caso. Ese interrogante
hasta el presente no haya una respuesta directa, una respuesta posible es el
temor de muchos grupos y dirigentes que pretenden representar la franja de lo
nacional y popular han hasta hace unos meses ejercido los cargos públicos, y
han demostrado todo lo contrario, arrastrando en su fracaso político no sólo la
pérdida del gobierno, sino del Ideal Justicialista que es contrario a lo que ellos
predican.

Esta conducta que se observa de los procesos de conformación de
los partidos y las altas exigencias en cumplir con los requisitos de fundación y
participación, sumado a las exigencias de tener una amplia visibilidad ante
una ciudadanía que se ve saturada de informaciones poco útiles en materia
política, termina por tornar tener exigencia de grandes sumas de dinero para
poder competir electoralmente (invito a cualquiera a tratar de hacer una
campaña electoral a ver que presupuesto necesita para ir a una elección) por
lo cual muchos políticos termina por ser gerentes de intereses no expresados o
asumir conductas incoherentes de estar en fuerzas antagónicas
sucesivamente como el caso de Daniel Scioli, el cual debería ser expulsado del
Partido Justicialista y tengo conocimiento de que así haya ocurrido. A esto se
suma que muchos de estos políticos beneficiados por este verdadero sistema
de selección terminan por ser beneficiados con salarios superlativos, exención
de impuestos y jubilaciones de privilegio, repercutiendo además en su
patrimonio personal el cual es muy superior al que tenían cuando ocupaban
cargos públicos electorales o no electorales. Los kirchneristas son la prueba
concreta de eso. Esto nos mueve a pensar que el sistema electoral responde a
una verdadera trama política utilizada para permitir únicamente el acceso a
personas dóciles a intereses ajenos a la Patria y al Pueblo, los cuales son
promovidos por lobistas y operadores políticos que con intrigas y falsedades
que se viralizan más rápido que las disculpas posteriores (como me ocurrió
personalmente a mí con el libro “El Palacio de la Corrupción” escrito por los
periodistas Fernando Carnota y Esteban Talpone los cuales después se
retractaron pero dicha retractación no tuvo la misma difusión) en una cultura
política en donde la mendacidad y la agresión verbal gratuita son cosa
corriente, degradando la vida cívica y alejando a las personas de bien de la
participación ciudadana, situación que el Partido de la Emancipación viene a
corregir.

¿Qué valores políticos representa el Partido de la Emancipación?

Como vengo señalando, nuestro Ideal es la plena soberanía de nuestra Patria,
la cual hoy en día tiene a las Islas Malvinas ocupadas por una potencia
colonialista como es Inglaterra, sin mayor rechazo de ninguna fuerza política
que la “invitación” a dialogar sobre la soberanía, pero sin nada en concreto
para coaccionar a los ingleses a devolverlas a la Argentina. Ese ideal de Patria
es obligatoriamente acompañado por el de Bien Común, solidaridad, Justicia
Social e Independencia económica siendo esta última necesaria para que el
Pueblo no atraviese crisis económicas como la presente. En el pasado estos
valores fueron expresados por personas como Hipólito Yrigoyen que permitió a
los hijos de los inmigrantes acceder a la vida pública de nuestro país y Juan
Manuel de Rosas defensor de la Soberanía por su intransigencia ante
Inglaterra y Francia, en ese sentido hoy en día ¿algún político se animaría a
hacer lo que hizo Rosas en la “Vuelta de Obligado” en 1845?, quiero
aprovechar ahora que se viene un nuevo aniversario del derrocamiento de
Rosas ocurrido el 3 de Febrero de 1852, que con su caída las tropas brasileras
desfilaron por las calles de Buenos Aires el 20 de Febrero como revancha por
la derrota sufrida en Ituzaingó en la guerra que tuvimos ambos países. Esto
pone en evidencia la defensa de la nacionalidad que hizo Rosas y que las
actuales autoridades ignoran por lo que se ve por sus incipientes actos de
gobierno. Creo que esta situación es sintetizada por Juan Domingo Perón el
cual permitió el acceso de los obreros, de la mujer y de la juventud a la vida
política, dando una dignidad que hoy ha desaparecido, como consecuencia de
las políticas kirchneristas que han dejado niveles de pobreza de casi el 50% y
denigrando al pueblo a aceptar planes sociales en donde reciben sumas de
dinero que no alcanzan a cambio de nada, y en donde participar de un
comedor popular es una realidad natural, cuando tendría que ser un llamado
de atención sobre los políticos que se escudan en que la pobreza es
“estructural” consintiendo tácitamente la indigencia y la pobreza.

Esto es una
política meditada por los grupos de izquierda, que buscan empujar a los
menos favorecidos a la lucha de clases para imponer dictaduras militares
como en China, Cuba o Venezuela, modelos sociales y políticos que
rechazamos porque implican la explotación del hombre por el estado. A esto se
suma un liberalismo promovido por el actual presidente que ya ha fracasado
con otros ejecutores en el pasado y que tampoco implica una solución para los
argentinos. El “Laissez faire laissez passer” ya se aplicó por Vincent de
Gournay en la Francia del Siglo XVIII, pese a citar nuevos autores la
propuesta es la misma: el individualismo. Esta propuesta ya ha fracasado y el
presidente no es novedoso.

Accedió a la primera magistratura por el hastío del
pueblo a lo existente y la necesidad de un cambio, que expresaba Milei, el cual
carecía de antecedentes en cargos ejecutivos. El mercado no es la solución. La
economía debe tener un contenido moral, porque la economía la hacen las
personas y careciendo de moral sus actos terminan por lastimar a los
destinatarios de esa actividad. El capital debe estar al servicio de la economía
y la economía al servicio de la política entendiendo esta última como el bien
común del hombre, finalidad última de la actividad estatal. No conozco fuerza
política que hoy en día sostenga estas ideas o trate de ejecutarlas en algún
puesto público. Es por eso por lo que estamos en contra de la explotación del
hombre por el hombre, que aunque no lo diga abiertamente representan las
ideas que el actual presidente Milei trata de llevar a cabo desde el gobierno y
desde el Congreso. En esta situación, la trama política que antes te señalé
bloqueo la posibilidad de posiciones políticas ajenas a los “K” y a Milei como lo
es el Partido de la Emancipación, cerrando la posibilidad de una auténtica
elección y generando falsas opciones.

El Partido de la Emancipación viene a recoger lo mejor de la cultura política

de Occidente desde Aristóteles hasta la
doctrina social de la Iglesia, siendo esta filosofía el haz de luz que nos permite
tomar las mejores decisiones de gobierno con prudencia y honestidad valores
hoy ausentes en la vida pública nacional. Estas pueden parecer ideas utópicas
o fantasiosas, pero los países y pueblos que las han aplicado han triunfado
como Nación. Es por estos ideales que se lleva a cabo esta lucha, llamando a
todos los porteños a sumarse al Partido de la Emancipación.

¿Qué balance hace de los primeros 50 días del Gobierno de Milei?

El balance es negativo. Ya algo señalé en la anterior respuesta, pero puedo
decir que la base filosófica en la que basa sus decisiones es errónea. Ello
porque concibe al ser humano como una persona que sólo se satisface
mediante necesidades económicas, las cuales se resuelvan de manera egoísta
sin tener en cuenta lazos solidarios que cada comunidad debe tener. A partir
de aquí esta el primer punto de arranque que va a dar por tierra cualquier
esfuerzo que aún con buenas intenciones haga el actual presidente. Lo crítico
incluso es que llegó sin equipo para cubrir todas las áreas, designando
personas de otras fuerzas políticas, lo que habla del carácter endeble de sus
integrantes, los cuales terminan por acudir a cualquier gobierno con tal de
estar en los cargos, por los beneficios que ello conlleva. El caso más claro es el
de Daniel Scioli, una persona sin amor propio, capaz de acceder a aceptar
cualquier propuesta, mientras el sea beneficiario de algún puesto político.

Se advierte además que las medidas para llevar a cabo la lucha con la
inflación están basadas en una alianza con capitales extranjeros. Esto es un
error, porque las decisiones de esos capitales tienen un horizonte limitado
únicamente a las ganancias que puedan hacer en su propio beneficio. Los
argentinos no entran en los cálculos financieros. Las transacciones
comerciales pueden generar ganancias, pero eso no garantiza empleo estable,
la lucha contra la inseguridad no tiene avances, habiendo una sangría diaria
de personas indefensas sin que el estado nacional pueda promover sanciones
contra los delincuentes comunes estando los argentinos indefensos ante el
delito organizado. Se dictó un DNU en donde se proponen muchas
modificaciones las cuales en el caso concreto de las relaciones laborales son
un retroceso para los trabajadores, los cuales se hallan indefensos en caso de
aplicar los jueces esas normas que claramente son inconstitucionales. Pese a
la declaración de los jueces en contra, la norma esta vigente en materia
laboral y eso genera confusión a potenciales inversores que busca atraer el
gobierno.

Hay además un componente crítico y es el ansiado interés en querer desplazar
la emisión de moneda nacional, y usar en la circulación el dólar
estadounidense. Esta moneda es de otro país y sobre la emisión, circulación y
valor que se le asigne a dicha moneda los argentinos nada decidimos. Esta
verdad evidente parece olvidada por el Presidente, el cual se ve que no escucha
a nadie que piense distinto a él. La dolarización es un gran engaño efectuado
por el actual presidente que le dio resultado electoral por el hastío que la gente
tenía hacia las autoridades salientes y la necesidad de contar con una moneda
sana que no se evapore por la inflación, pero no es la solución porque en los
hechos nos transformamos en un país que ha resignado su soberanía en
materia monetaria. Yo pregunto: en caso de una crisis en materia financiera
de parte de Estados Unidos como la del año 2008 ¿Qué pasaría con
Argentina?
Hay además un afán de concentrar poder en cabeza del Ejecutivo Nacional por
encima del equilibrio y división establecido en la Constitución Nacional cuyo
modelo nos legó Alberdi a quien tanto dice admirar el actual mandatario. Los
riesgos de esta medida son peligrosos porque no habría posibilidad de quienes
piensan distinto de hacer oír su voz y de hacer valer la cuota parte de poder
asignada por la Constitución. Ahí el problema de las “facultades delegadas”
que busca el Presidente, y que espero que el Congreso no le conceda.

¿Considera que el Presidente Milei puede lograr los objetivos que se propuso
en la campaña electoral?

Como vengo señalando la raíz filosófica es el individualismo. Acá consideró
que la respuesta la tenía Perón cuando señalaba que “Nadie puede realizarse
en una Nación que no se realiza” y por más que declame lo contrario el
Presidente, lo cierto es que el capitalismo es cruel en materia social. Esto es
una verdad incontrastable, y acudo nuevamente a Perón que nos enseñaba
que “la única verdad es la realidad” es por eso por lo que aun logrando la
instrumentación de leyes o aplicación de los objetivos propuestos en la
campaña, como la dolarización y el cierre del Banco Central las consecuencias
serán negativas para la Patria y para el pueblo. Considero que los próximos
meses serán duros para el bolsillo de los argentinos, viéndose afectado el
acceso a la salud por parte de la clase media, el pago de créditos anteriores a
la sanción del DNU y la eventual sanción de la Ley “Ómnibus”, los intereses de
las tarjetas de crédito que son el medio del que se vale la clase media para
pagar sus deudas, la indefensión de los inquilinos los cuales necesitan sí o sí
de la vivienda y se hallan con salarios paupérrimos ante la escalada
inflacionaria.

Este escenario afecta profundamente a las clases baja y media
en las zonas urbanas, y termina por frustrar las aspiraciones que muchos
integrantes de esos sectores depositaron en Milei y le dieron el voto que le
permitió acceder a la Presidencia. Creo además que de aprobarse el proyecto
ley, será seguramente de manera parcial y eso implica que no tendría las
herramientas necesarias para conseguir sus objetivos, esto más allá que de
conseguirlos serían perjudiciales para los argentinos como vengo señalando.


Lo crítico en ese sentido es que el pueblo argentino se encuentra atrapado
entre la actividad de los grupos de izquierda que sólo buscan generar violencia
y el gobierno de Milei que dirige a la Argentina a un rumbo en donde la
inequidad va a ser la norma social, porque rechaza de plano la Justicia Social,
que busca la equidad y la armonía social entre todos los argentinos, la
discusión se reduce a como aplicarla, y el gobierno busca su eliminación.


Como señaló el pueblo se halla prisionero en estas dos opciones y rumbo a
una desilusión más de las tantas que atraviesa en estos últimos 40 años de
democracia liberal, por lo que llamo a todos los hombres y mujeres de bien a
sumarse al Partido de la Emancipación y juntos construir la real alternativa
política que devuelva el cauce de la Argentina a los senderos que nos legaron
San Martín, Rosas y Perón.

3 thoughts on ““Desafíos y obstáculos: La lucha del Partido de la Emancipación contra la trama política y las trabas electorales”

  • Creo objetiva y valiente, la propuesta, pero lo q el.partido necesita, en forma urgente es difusión de sus ideas y soluciones para este proyecto de entrega, hay q expresarse públicamente una y otra vez, contra este proyecto trilateralista y masónico.

    Reply
  • Excelente mensaje lleno de verdades muy necesarias para salvar a nuestra querida Patria. Adelante : organización y verdades para
    que estas verdades se conozcan y se puedan.llebar a cabo.

    Reply
  • Es absolutamente cierto, lo expresado por Raul Padro, en este reportaje
    Solamente llegan a consolidarse como Partidos Políticos, aquellos que conviven con las Autoridades Electorales
    Ello, deviene además, que presidentes de Partidos, que solamente existen como, Negocios detenidos de los actos eleccionarios, hagan sus AGOSTOS, cada dos años, desvirtuando absolutamente el objetivo de su existencia

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *