lunes, julio 15, 2024
EspectáculosSociedad

¡Cacho Bidonde: La Leyenda del Espectáculo que Nunca Se Apaga!

¡Señoras y señores, hoy nos despedimos de uno de los grandes, el inolvidable Héctor “Cacho” Bidonde! Este titán de las tablas dejó un vacío en el corazón del mundo artístico, pero su legado resplandece como las luces de Broadway.

Nacido el 2 de marzo de 1937 en La Plata, la vida de Cacho es un caleidoscopio de éxitos que comenzó mientras forjaba metales como tornero. La leyenda cuenta que, en una audición para “Amarretes” de Carlos Cabral, descubrió su verdadera pasión: hacer magia en el escenario.

Pero vayamos más allá del telón. Según algunas entrevistas desenterradas en las profundidades de la web, Bidonde solía contar que su amor por la actuación nació mientras escuchaba las historias de su abuela, quien le transmitió la magia de las palabras y la emoción de contarlas al mundo.

Después de estudiar en el Conservatorio Provincial de Arte Dramático y pulir su talento con Agustín Alezzo y Augusto Fernandes, Cacho debutó en la Comedia de la Provincia de Buenos Aires en el ’64. Pero, ¿sabían que su primer día de ensayo fue tan caótico que terminó con él disfrazado de Hamlet mientras el resto del elenco se moría de risa?

Y en el Rincón Político: Bidonde, el Actor que También Desafiaba en la Arena Política

Pero la historia de Cacho Bidonde no solo se escribe en las tablas y las pantallas, sino también en la arena política. Más allá de las luces, se sumergió en la vida política siendo legislador de la Ciudad de Buenos Aires por el partido Autodeterminación y Libertad. Pero, ¿quién lo diría? Este artista multifacético no solo conquistaba el escenario, sino también los corazones de los electores.

Cuentan por ahí que su participación política no fue solo un papel secundario. Se comprometió de lleno con Vilma Ripoll en varias instancias electorales. ¿La fórmula? Ripoll Bidonde dos titanes del escenario político, enfrentándose al ruedo electoral con la convicción de cambiar el juego.


Despedida entre Artistas: El Mensaje de Raúl Martorel para Héctor Bidonde

Desde el cálido rincón de las redes sociales, el afamado coreógrafo argentino Raúl Martorel envió un emotivo mensaje a nuestro querido Héctor Bidonde: “Mucha Luz en tu viaje, Héctor Bidonde”. En sus palabras, resuena el eco de una conexión única que trasciende los escenarios.

Martorel compartió un recuerdo especial de una charla tan enriquecedora que tuvieron en la Legislatura porteña en 2006, justo antes de que Bidonde concluyera su participación en 2007. Este encuentro no solo abordó el teatro, sino que también reveló la faceta multifacética de Bidonde como actor, director de escena y político.

En un acto de gratitud y admiración, Martorel agradeció por todo lo que Bidonde le dejó con sus palabras. Esta despedida virtual captura la esencia de dos almas creativas que compartieron momentos memorables y dejaron una huella imborrable en el corazón del otro.

Cuando contactamos a Raúl Martorel para conocer su reacción, nos confesó su profundo afecto por Héctor Bidonde. El coreógrafo destacó su admiración por el actor, recordando con cariño la serie “Compromiso” que Bidonde protagonizó en 1983 en Canal 13. Según Martorel, las charlas de café con Bidonde fueron verdaderamente memorables, revelando una conexión especial entre dos gigantes del mundo artístico argentino. En este adiós, queda claro que la influencia de Bidonde se extiende más allá de los escenarios, tocando el corazón de aquellos que compartieron su camino.

Más allá de los escenarios, Bidonde fue un director visionario, con obras como “Don Chicho” y “Extraño juguete” bajo su dirección. Y si creían que eso era todo, les tengo una joya: al parecer, solía bromear diciendo que dirigir era como ser el capitán de un barco en medio de una tormenta, ¡y que solo los locos se suben a la nave!

Pero agárrense, que la película no termina. En el séptimo arte, Cacho dejó huella en más de 30 películas, donde su versatilidad iba desde el drama en “La noche de los lápices” hasta la comedia en “Yo nena, yo princesa”.Una de las primeras peliculas que tocan el tema de la homosexualidad en Argentina lo tiene como actor de reparto “Otra Historia de amor” pelìcula de 1986 que protagonizaron Arturo Bonin y Mario Pasik!! Que actores Por Dios!!! Y si quieren una anécdota de camarín, cuentan por ahí que durante el rodaje de “Puan”, solía organizar partidos improvisados de fútbol entre escena y escena.

En la tele, su presencia era imponente, marcando territorio en series como “Gasoleros”, “Los simuladores” y “Compromiso”. Pero lo que muchos no saben es que su participación en “La Banda del Golden Rocket” incluyó un día en el que improvisó una escena musical con instrumentos de juguete, ¡dejando boquiabiertos a todos en el set!

Y como si fuera poco, Cacho Bidonde no solo iluminó los escenarios, sino que también fue un maestro de la actuación. Sus clases en el estudio de la calle Maipú se convirtieron en la cuna de futuras estrellas, y algunos rumores dicen que hasta llevaba alfajores para compartir con sus pupilos.

Y así, entre tablas, cámaras y enseñanzas, Cacho Bidonde escribió su propia epopeya. La leyenda continúa, y aunque las luces de los escenarios hoy estén más tenues, su brillantez perdurará en cada historia, cada risa y cada lección que nos regaló. ¡Hasta siempre, maestro! 🎭✨

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *